La contratación en el mercado de alquiler de oficinas de Barcelona alcanzó los 115.000 m² durante el segundo trimestre del año. De esta manera, durante los primeros seis meses del año se han registrado un total de algo más de 251.000 m², cifra que supone un nuevo récord de contratación en el mercado de oficinas barcelonés.

“En este panorama de escasa oferta y demanda elevada, las rentas siguen ascendiendo situándose a cierre del segundo trimestre en 26,50 €/m²/mes, lo que supone un incremento del 8,2% respecto al mismo trimestre del 2018. Desde que alcanzara su nivel más bajo del ciclo entre los años 2013 y 2014, la renta prime ha aumentado un 49,3% y, aunque aún no ha recuperado su valor máximo previo a la crisis, se espera que la tendencia ascendente se mantenga en el medio plazo.”

Anna Esteban Directora de la oficina de CBRE Barcelona
alquiler de oficinas

Durante la primera mitad del año destaca el incremento en las operaciones de prealquiler, suponiendo un 44% de la contratación total del alquiler de oficinas. Si bien hace ya varios trimestres que se están produciendo operaciones de este tipo, durante los primeros seis meses del año se ha prealquilado un 27% más de superficie que en todo el 2018.

La falta de disponibilidad de espacios amplios y de calidad es una de las principales características del mercado barcelonés actualmente”, asegura Lindy Garber, directora de Advisory, Transaction Services & Investor Leasing de CBRE Barcelona.

A cierre del segundo trimestre la tasa de desocupación se sitúa en el 6,7% del stock total (punto más bajo desde 2008) mientras que, si nos centramos en los edificios de Grado A, aquellos de mejor calidad, la tasa desciende a tan solo el 0,3% del total del stock o, lo que es lo mismo, menos de 20.000 m² de superficie de Grado A inmediatamente disponible. “Ante esta situación, no es de extrañar que las empresas demandantes de espacios de alquiler de oficinas, especialmente aquellas con demandas de grandes espacios, vean en la fórmula del prealquiler la única alternativa para poder satisfacer sus necesidades”, añade Garber.

En este sentido, todas las operaciones de gran tamaño en 2019 han sido prealquileres. En el último trimestre, destacan los 7.000 m² prealquilados por Indra en la fase II del edificio Inneo. Se da la circunstancia de que Indra ya prealquiló recientemente la fase I de este mismo complejo, de manera que pasará a ocupar un total de más de 18.000 m² en sus nuevas oficinas. Otra operación destacable es el prealquiler de la empresa Cellnex en el futuro edificio Torre Llevant, en el complejo BCN Fira District, en el Passeig de la Zona Franca.

Actualmente hay casi 200.000 m² de oficinas en construcción en el mercado barcelonés de los que aún quedan disponibles en torno a 115.000 m². A estos hay que sumarles otros 150.000 m² en proyectos cuya construcción no se ha iniciado. “Todo apunta a que los prealquileres seguirán siendo frecuentes en el mercado de alquiler de oficinas de Barcelona en los próximos meses”, concluye Garber.

La actividad por parte de operadores de espacios flexibles sigue siendo muy elevada. Si durante el 2018 la contratación por parte de este tipo de empresas supuso el 12% del total del mercado, al final del primer semestre de 2019 alcanza el 19% del total. Al igual que con los prealquileres, en lo que va de año ya se ha superado la superficie contratada por este tipo de empresas en todo el 2018. Así, entre las operaciones más destacadas figura la contratación por parte de WeWork del edificio WittyWood en el 22@, el primer edificio de madera que la compañía dispondrá en el todo mundo. También se muestran muy activos otros operadores como Busining, Aticco y Utopicus.

Este crecimiento en las rentas durante el último año se ha hecho efectivo en todas las zonas del mercado barcelonés, siendo el 22@-FM (23,75 €/m²/mes) la zona donde más han aumentado, con un 10,5% interanual y un 70% desde su mínimo en el año 2013. “El 22@-FM es la única zona cuyas rentas se han venido aproximando a las de la zona prime, constatándose cada vez más claramente que se puede considerar al 22@-FM una extensión del CBD”, asegura Esteban.

Compartir