“Este V Barómetro Inmobiliario sigue mostrando unas estupendas perspectivas, particularmente en lo que se refiere al sector logístico, que sigue consolidando a Zaragoza como uno de los mercados clave a nivel nacional”. Respecto a los retos que presenta el mercado y su dinamización añade, “sigue habiendo cierta escasez de producto para dar respuesta a la alta demanda que encontramos, con ocupaciones casi completas, pero desde CBRE somos optimistas y creemos que este ascenso del mercado en el sector logístico se reflejará en nuevos proyectos”

Miguel Ángel Gómez Rando Director de CBRE Zaragoza
sector logístico

Según este estudio, los directivos zaragozanos verían un vuelco en los sectores inmobiliarios: el sector logístico superaría en esta encuesta al residencial, al contrario de lo que venía ocurriendo en años anteriores. Concretamente, el 47% de los encuestados considera que este sector será el más activo, con 20 puntos porcentuales más que en 2018. De cerca le sigue el sector residencial, con un 42% de los directivos que apuestan por él, un 15% menos que en el pasado año. Hoteles y oficinas ocupan respectivamente el tercero y cuarto puestos respectivamente con un 4% y un 3%.

Respecto a las previsiones de inversión, el residencial sigue siendo el sector estrella con un 27% de los directivos que afirman tener previstos proyectos en los próximos meses. Le sigue muy de cerca el sector logístico, con un 26%; y, a más distancia, los proyectos de locales comerciales y suelo, con un 14% cada uno de ellos. En el caso de los segmentos alternativos, destacan por encima de todos, el interés en residencias de la tercera edad (34%) y las residencias de estudiantes (25%), muy por delante del sector hotelero (12%) o los hospitales (8%).

Alicia Noguera Cacho, responsable de High Street de CBRE Zaragoza, subraya: “Los inversores coinciden de nuevo en que es previsible un aumento suave y general de los precios y rentas en todos los segmentos del inmobiliario: lo piensa un 85% en el caso del sector logístico, 84% en el de la vivienda, 78% respecto a oficinas y un 54% en cuanto a los locales comerciales, que la mayoría de los inversores elegirían situar en Paseo de la Independencia (50%) o calle Alfonso (20%), que ha adelantado en el último año a la calle Damas (14%)”.

El centro de la ciudad sigue siendo el lugar más codiciado para proyectos residenciales (52%) sacando muchos cuerpos de ventaja a la segunda opción con más adeptos, Romareda (25%). Algo similar ocurre en el caso del sector oficinas, donde el centro sigue ganándose el corazón de los inversores (66%), que lo prefieren con creces frente a otras opciones, como las nuevas áreas de negocio (21%): en este sentido, cabe destacar que, pese a nuevas tendencias y un interés creciente en la flexibilidad de los espacios (17% frente al 12% en 2018), la ubicación sigue siendo lo más importante para más del 70%. Finalmente, en el caso de los centros de logística, Plaza es la localización favorita indiscutible, con un 83% de inversores que apostarían por ella.

Al margen de Zaragoza, la zona en la que más tienen previsto invertir los encuestados es Madrid, elegida por un 26%, frente al 30% que la escogió el año pasado. La Comunidad Valenciana continúa detentando el segundo puesto arrebatado el pasado año a Cataluña, logrando además que el interés por ella crezca casi el doble, al pasar del 11% al 20%, mientras que Cataluña se queda con el 13%.

En cuanto a los retos que debería afrontar el conjunto del país, un 68% considera importante o muy importante la reducción del déficit público, frente al 55% muy preocupado por las reformas fiscales, el 49% que encuentra prioritaria la reforma del sector público, seguidos por el 40% preocupado por la reforma laboral y el 38%, por la dependencia del turismo y del ladrillo.

La mayoría de los encuestados encuentra que el ciclo inmobiliario se alargará únicamente entre 2020 y 2021; y encontramos un reparto de opiniones en cuanto a la evolución de agentes inmobiliarios, aunque una modesta mayoría considera más potentes los fondos de inversión y socimis, seguidos de entidades financieras y consultoras. En este último caso, los servicios más demandados serían la intermediación (66%) y la tasación (21%).

Compartir