Muestra estructuras rectas, de hierro y hormigón armado, realizadas entre los siglos XIX y mediados del XX.

Museum Cemento Rezola

Museum Cemento Rezola de Añorga, propiedad de Cementos Rezola-HeidelbergCement Group, inauguró una nueva exposición temporal sobre la construcción de puentes rectos realizados en los siglos XIX y XX (hasta 1950) a partir de la introducción de nuevos materiales constructivos, como el hierro y el hormigón armado, y bajo el título Más allá del arco, Puentes de la Modernidad”.

Propiedad del Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas y Urbanismo (CEHOPU), perteneciente al extinto Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU), la muestra que se expone en Añorga está dividida en 3 grandes áreas: puentes colgantes, puentes de hierro y puentes de hormigón. La exposición aborda el diseño y construcción de 10 modernas estructuras que sirven de unión entre márgenes de ríos o para dar servicio a líneas ferroviarias, tanto en el País Vasco como en España.

En la presentación, el Presidente de Honor y portavoz de Cementos Rezola-HeidelbergCement Group, José Mª Echarri, ha puesto de manifiesto que “la muestra tiene en Museum Cemento Rezola su espacio natural ya que la trayectoria de nuestro museo se caracteriza por su apuesta por generar y ofrecer contenidos de valor en torno al ámbito de la arquitectura y la ingeniería desde diferentes miradas y con la colaboración de numerosos especialistas”.

Del mismo modo, el Director de exposiciones del CEHOPU, Ángel González Santos, ha resaltado que “este Centro, dentro del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, desarrolla sus actividades de investigación, estudio y difusión del patrimonio de las obras públicas, incluyendo la memoria de la trayectoria de figuras relevantes de este ámbito de actuación”.

En la exposición, la sección correspondiente a las estructuras colgantes presenta 3 grandes trabajos: elPuente de San Francisco, en el Casco Viejo de Bilbao, de 1828, obra del arquitecto municipal Antonio de Goikoetxea; el Puente Bizkaia, que une las localidades de Portugalete y Las Arenas (Getxo), obra del arquitecto Alberto de Palacio y del ingeniero francés Ferdinan Arnodin, entre 1887 y 1893; y el puente de “Amposta, en Tarragona, obra del ingeniero José Eugenio Ribera y construido entre 1912 y 1913.

En el apartado de los puentes de hierro se muestran 4 obras: el “Viaducto de Ormaiztegi”, levantado por el ingeniero francés Alejandro Lavalley, en 1864; el “Puente de Alcolea” y el “Puente de Lora del Rio”, construidos en 1859, en Andalucía;  y el “Puente de Dúrcal” construido en Granada, en 1910.

En la tercera de las áreas temáticas de la muestra, la correspondiente a puentes de hormigón, se encuentran las siguientes obras: el “Puente del Kursaal”, construido sobre el Urumea para unir el casco viejo donostiarra  y el barrio de Gros, obra del ingeniero José Eugenio Ribera en 1921 y embellecido por el arquitecto Julio Martínez Zapata; el “Puente de El Pardo”, en Madrid, obra del ingeniero Fernández Casado, y proyectado en 1935; y el “Acueducto de Alloz”, en Navarra,  obra del ingeniero de caminos, profesor, constructor e investigador Eduardo Torroja, en 1939.“Más allá del arco, Puentes de la Modernidad” se completa con una importante selección de modelos, también pertenecientes a la colección de maquetas del Centro de Estudios Históricos de Obras Públicas y Urbanismo (CEHOPU), y permanecerá en Museum Cemento Rezola hasta el próximo 30 de septiembre.

Museum Cemento Rezola

Museum Cemento Rezola, obra del arquitecto Luis Peña Ganchegui, es un espacio para descubrir la trascendencia del cemento en nuestra civilización. En sus 19 años de existencia se ha convertido en un lugar de referencia donde conocer la industria cementera, sus aplicaciones y su desarrollo en las últimas décadas. El museo, plenamente consolidado dentro del circuito cultural vasco, recibió en 2018 la visita de 7.705 personas, sumando 130.000 visitantes desde su inauguración en el año 2000.

La tendencia del Museo, año tras año, es la subida progresiva de visitantes, fruto de una estrategia de conocimiento y diversificación de públicos. La investigación y desarrollo de audiencias es una línea de trabajo constante que posibilita al Museo situarse como un espacio activo que cumple una función cultural y social clave en su entorno.

Además de una exposición permanente dedicada al cemento, el museo organiza muestras temporales ligadas a la arquitectura, ingeniería, arte, diseño, etc., que tienen como objetivo mostrar al visitante ejemplos de arquitecturas icónicas, obras de ingeniería en hormigón u otros materiales, proyectos artísticos o ejemplos de innovación en el sector.

Museum Cemento Rezola, que en 2008 recibió el premio “Nivel” del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN), colabora también de forma activa con la Escuela de Arquitectura de la universidad pública vasca (UPV-EHU) en Donostia-San Sebastián. Asimismo, participa en programas dirigidos a estudiantes y al público infantil y juvenil, así como en proyectos de recuperación de la memoria y el patrimonio industrial ligados a la colonia de Añorga, que se formó y creció al calor de la fábrica cementera. De hecho, Museum Cemento Rezola ocupa el espacio que antaño fue la escuela del barrio.

Compartir