Ambas entidades también aprovechan la celebración del Día Mundial de la Eficiencia Energética para concienciar a las familias sobre la necesidad de la “rehabilitación eficiente” de sus hogares. La actualización del convenio de colaboración ha incluido ampliar el ámbito de acción, actuando también sobre las ciudades.

rehabilitación eficiente

La Fundación La Casa que Ahorra (FLCQA) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) acaban de firmar una adenda en su convenio de colaboración, que mantienen desde 2016, con el objetivo de mejorar la conciencia de la ciudadanía para una rehabilitación eficiente del hogarreducir el consumo energético de la edificación y generar demanda de soluciones que permitan mejorar el confort, la salud y la calidad de vida.

Esta firma se ha llevado a cabo en el marco de la celebración, el 5 de marzo, del Día Mundial de la Eficiencia Energética, una efeméride que tiene como finalidad la misma que esta campaña: concienciar a la sociedad sobre la necesidad de reflexionar sobre el uso racional que le damos a la energía y actuar en consecuencia.

Con el título “Por ti, por ellos. Cuida tu casa, rehabilítala”, la Fundación y la FEMP quieren volver a visibilizar una campaña lanzada ya a mediados de 2017 en la que las familias son el eje principal, una “campaña de divulgación y sensibilización ciudadana en materia de eficiencia energética en la rehabilitación eficiente, en positivo, de manera que los ciudadanos se sientan atraídos por los mensajes y los pongan en práctica”, señala Albert Grau, gerente de la Fundación La Casa que Ahorra.

A nivel de ciudad

La actualización de este convenio, en forma de adenda, ha traído consigo novedades para los próximos ejercicios. Tanto la Fundación La Casa que Ahorra como la FEMP siguen colaborando, ahora para implantar la “eficiencia energética” a un ámbito más amplio, las ciudades.

Así, llevarán a cabo acciones que contribuyan a la definición de la Agenda Urbana Española, para la efectiva implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 11 “Ciudades y comunidades sostenibles”. Estas acciones se harán a través del Observatorio Municipal de Rehabilitación, que determinará qué medidas se deberán realizar para alcanzar los objetivos propuestos, entre los que destacan: hacer un uso racional del suelo, conservarlo y protegerlo; evitar la dispersión urbana y revitalizar la ciudad existente; prevenir y reducir los efectos del cambio climático y gestionar de forma sostenible los recursos y favorecer la economía circular.

Por otro lado, colaborarán también con la Red Española de Ciudades por el Clima para la definición y puesta en marcha de una Plataforma de Regeneración y Rehabilitación Energética. El objetivo es crear una plataforma que favorezca la rehabilitación de barrios vulnerables con criterios de eficiencia energética, simplificando la gestión y facilitando la colaboración entre entidades públicas y privadas.

Dirigida a las personas y a sus hogares

La familia, y su bienestar, sigue siendo el eje principal de esta campaña. El hogar es lugar más importante, donde se vive, se descansa, y donde se quiere estar seguro, tranquilo y cómodo. Pero, ¿realmente los hogares proporcionan estas características? En la mayoría de los casos no, y la “salud” de los hogares repercute directamente en la salud de sus ocupantes. Por eso, la campaña proporciona unos sencillos consejos, con los que lograr que una casa, después de una rehabilitación eficiente, sea óptima para las personas.

Así, se abordan cuatro elementos a tener en cuenta en el hogar. El primero de ellos es el aislamiento. Los muros, cubierta y suelo se pueden, y se debe aislar, para conseguir la temperatura óptima de las estancias y el máximo confort.  Las ventanas son otro aspecto a tener en cuenta, ya que las de doble acristalamiento suponen una “mejora considerable en la eficiencia energética de la casa”. El tercero es la humedad, que no lleva implícito la existencia de goteras o similar, “la humedad puede traspasar la cubierta de las casas, por lo que es necesario impermeabilizarla para asegurar un ambiente seco, que repercutirá directamente en la salud de sus ocupantes”, añade Grau. Y el último de los elementos es el ruido, el cual para la Fundación La Casa que Ahorra es muy importante, “aunque a veces no se le tiene mucho en cuenta”. Un perfecto aislamiento del edificio, así como unas ventanas renovadas, minimizarán el ruido exterior, lo que repercutirá directamente en la salud y descanso de sus ocupantes.

La campaña toma como referencia estos cuatro elementos en una rehabilitación eficiente, por ser los más habituales y porque su rehabilitación proporciona mejoras evidentes, convirtiendo el hogar en un hogar saludable, y teniendo consecuencias evidentes en materia de descanso y confort.  Pero, además, y también muy importante, beneficia la economía familiar ya que con estas mejoras se reducen los gastos de mantenimiento del edificio el consumo de energía de cada hogar. Y por supuesto, y pensando ya en materia de medio ambiente, se minimiza el consumo energético y el gasto de mantenimiento del hogar, a la vez que se piensa en el futuro del planeta.

Compartir