La rehabilitación integral de la antigua comisaría de Doctores Castroviejo, en Logroño, ha logrado una puntuación BREEAM® Excelente, la segunda mejor nota de los certificados de construcción sostenible.

rehabilitación sostenible

Con la evaluación de criterios sostenibles realizada por el Asesor BREEAM® Roberto G. Berlanga, el edificio ha sufrido una rehabilitación sostenible para implementar medidas que mejoran la eficiencia del inmueble y cuidan de la salud y el bienestar de los 80 empleados que trabajan en él.

La antigua sede de la Comisaría Nacional de Policía en Logroño albergará ahora las siguientes unidades administrativas: la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el FOGASA y la Dirección Territorial de Comercio en La Rioja. De esta manera, al agrupar diferentes unidades, que actualmente ocupan inmuebles en régimen de arrendamiento, en un mismo edificio, la Administración General del Estado ahorra unos 215.000 euros anuales.

Además, el diseño sostenible y la eficiencia energética que se han buscado con la rehabilitación sostenible del edificio permiten una importante reducción de los costes de mantenimiento, lo que se traduce en una reducción del gasto público.

Medidas que priorizan la salud de las personas

La puntuación alcanzada, la segunda mejor puntuación del certificado de construcción sostenible BREEAM®, implica un verdadero compromiso con la sostenibilidad por parte de todos los agentes implicados en la rehabilitación.

Gracias a la rehabilitación sostenible, el edificio de Doctores Castroviejo despunta en muchos de los ámbitos que evalúa la metodología BREEAM® (49 requisitos divididos en 10 categorías). Comenzando por los beneficios en salud y bienestar que reporta a los empleados y usuarios del inmueble y terminando por el ahorro energético y de agua.

En primer lugar, el inmueble dispone de una fachada vegetal que reduce las emisiones de CO2 y ayuda a refrescar y evitar el sobrecalentamiento del interior del edificio.

Además cuenta con un parking para bicicletas, y un vestuario para los usuarios de las mismas, como medida del plan de movilidad que ha valorado los hábitos de los futuros empleados, y que constituye uno de los requisitos de salud y bienestar que cumple el edificio y exige BREEAM® para reducir la dependencia del automóvil y fomentar un transporte sostenible.

Un referente medioambiental

Otra de las causas por las que la rehabilitación sostenible ha obtenido una puntuación tan alta en la escala BREEAM® de construcción sostenible, es por el ahorro de energía y de agua.

El edificio de Doctores Castroviejo permite un ahorro de la demanda energética de un 65,8% respecto a un edificio de referencia, debido a las medidas pasivas y de aislamiento adoptadas. Además, también se han incorporado medidas activas: la instalación de paneles solares, temporizadores y una estructura que permite la captación de luz y calor solar.

La reducción del consumo de agua no solo implica un ahorro económico, sino que se plantea desde la perspectiva medioambiental, evitando el derroche y un gasto innecesario. En este sentido, la principal medida adoptada ha sido la instalación de tres aljibes de 3.000 litros de capacidad, cada uno, que almacenan el agua procedente de la lluvia y las aguas grises (el agua  de lavabos o fregaderos). Además, la fitodepuración de las especies vegetales del jardín vertical permite la reutilización del agua de riego por goteo, y del agua de los lavabos que se almacena en otro depósito de 100 l para su posterior uso en el riego de las zonas ajardinadas y el llenado de la cisterna del vestuario.

Por último, hay que mencionar que más del 80% de los materiales empleados en la reforma integral son de bajo impacto ambiental, certificado mediante DAP, y se ha previsto una serie  de contenedores etiquetados, en el interior y exterior del edificio,  para el posterior  reciclaje de los residuos generados durante la vida útil del mismo.

La edificación pública progresa hacia un modelo sostenible

La certificación sostenible de un edificio público como el caso de Doctores Castroviejo, es un ejemplo de la determinación de muchas administraciones por comenzar a rehabilitar y construir sus inmuebles de manera eficiente y saludable.

Todavía es mayor el número de certificaciones en el sector privado, especialmente en el sector residencial. Aunque es cierto que se aplican medidas sostenibles en la mayoría de las viviendas públicas de nueva construcción; las administraciones se han dado cuenta del valor y la fiabilidad que aportan los certificados para medir, evaluar y garantizar que se han cumplido todos los estándares previstos.

El responsable de Relaciones Institucionales de BREEAM® en España, Félix Rodríguez, ha destacado “el compromiso del Gobierno de España por construir un edificio más saludable para las personas que trabajan en él, más eficiente en el consumo de recursos y más respetuoso con el planeta”. este edificio público se suma a otros también certificados como la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, la Agencia Europea de Protección…. hospitales como el Álvaro Cunqueiro en Vigo o Infanta Sofía en Madrid, la Biblioteca Montserrat Abelló i Soler en Barcelona. También existen proyectos urbanísticos diseñados de forma ambientalmente sostenible con nuestra metodología, como ALLONBAY, el primer proyecto en obtener la certificación BREEAM Urbanismo Fase de Planeamiento en España, o espacios deportivos como el Buesa Arena en Vitoria.

Compartir