La madera es un recurso renovable que ofrece muchas ventajas económicas, estructurales y medioambientales en el sector de la construcción. Tiene facilidad para su reutilización y reciclaje. Por otra parte tiene una característica muy destacada y es que actúa como una reserva de CO2, es capaz de absorber y almacenar este gas.

La madera; material para la construcción

Como primera y principal características de la madera tenemos que es un recurso renovable. Siempre y cuando se haga de ella una explotación controlada y responsable es un material que ofrece un ciclo de regeneración relativamente rápido y que no supone un impacto relevante en el medio ambiente. Además el uso de materiales renovables evita que se usen otros recursos no renovables con un mayor impacto.

Es un material natural que necesita de muy poca transformación, por consecuencia los procesos de modificación ven reducidos sus costes al mínimo, tanto económicos como medioambientales.

madera

Tiene una sencilla y gran capacidad de reciclaje. Es un material con un gran abanico de posibilidades, tanto en su aplicación principal como posteriormente en su reutilización.

Es un gran almacén de dióxido de carbono. Si es cierto que cuando se produce la combustión de la madera  se emiten gases CO2, pero esos gases son los mismos que ha ido absorbiendo y almacenando durante su vida útil. Por lo cual se puede decir que es un material con un balance neutro de emisiones.

Por otro lado, es un material saludable. No emite ningún tipo de substancia nociva ni para el ser humano ni para el medio ambiente y además es un regulador natural del ambiente. Produce una mejora de la salud y del bienestar, la sensación de naturalidad y su comodidad aumenta las interacciones sociales positivas y mejorar la imagen corporativa.

La madera es muy fuerte y resistente. En comparación con el acero estructural la madera tiene una relación resistencia-peso un 20% mayor.

Tiene unas grandes cualidades como material aislante térmico, siempre y cuando se haga una buena instalación y se estanque por completo el paso del aire. Por lo tanto es un agente que ayuda al ahorro energético ya que controla la temperatura del interior de la construcción.

Para finalizar, es importante saber que existen certificados que garantizan su sostenibilidad y su legalidad. Existen certificados que controlan su origen, si cumple los criterios que impone la ley en la explotación forestal, sus cualidades, el procedimiento de transformación, manipulación, transporte, almacenaje, producción y comercialización, etc. Por lo tanto es importante conocer el tipo de madera que se va a utilizar y si cumple los requisitos mínimos de sostenibilidad para asegurar que se esta escogiendo una decisión correcta y ecológica.

Compartir