El hormigón, el acero, la madera, el yeso… ¿Ya nos suenan, no? Son materiales que se utilizan en el día a día para la construcción de edificios o infraestructuras.

Sin embargo, hoy nos acercamos a otro tipo de materiales que no son tan habituales y que, sin embargo, han desarrollado unas excepcionales cualidades para el sector de la construcción.

Micro algas

Diversos estudios han avalado las micro algas como aislante y componente muy funcional a la hora de climatizar edificios.

¿Cómo?

Estas micro algas se insertan en una solución de agua que proporcionan nutrientes y el dióxido de carbono, dentro de unos tanques  de vidrio muy finos fijados a las paredes exteriores del edificio de forma que puedan girar hacia el sol.

Al crecer el alga, suceden varias cosas:

En verano, proporcionan sombra y un clima fresco. El exceso de calor se capta y transfiere a tanques de agua salina, quedando almacenado. En el momento en que el alga crece suficiente, se instala un dispositivo en el que la biomasa de las algas secas es convertido a biogás, posteriormente se quemará para proporcionar calor en invierno.

Mediante algas, se utiliza la energía solar térmica y geotérmica para aclimatar el edificio, sin utilizar combustibles contaminantes.

materiales

 l Bio Intelligence Quotient (BIQ) House, en Hamburgo Foto: Wikimedia

Fibras vegetales

Continuamos en la línea de los materiales orgánicos para hablar de las fibras vegetales, un componente claramente sostenible, biodegradable y reciclable.

Ingenieros de la Universidad de Lancaster investigaron el uso de estas fibras en mezclas de hormigón, descubriendo cómo este material puede fortalecerse mediante el añadido de nanoplaquetas extraídas de las fibras de remolacha o zanahoria.

La conclusión del estudio indicaba una mejora significativa de las propiedades mecánicas. 

materiales

Cáñamo

Sorprendentemente, el cáñamo es la materia prima seleccionada por Monika Brümmer, arquitecta alemana  para desarrollar su proyecto Cannabricun bloque prensado y secado al aire que se conforma de cáñamo, tierras de Guadix y conglomerantes naturales.

El cáñamo es un material de construcción que se adapta muy bien al entorno al que se encuentra, y este es uno de los principios de la arquitectura bioclimática, proyectos para los que participa su creadora.

Entre sus propiedades destacadas, podemos hablar de una mayor resistencia mecánica en las paredes, y un desfase térmico adaptado a las condiciones mediterráneas.

materiales

Foto: Ovacen

Bambú

Que el bambú es un elemento con unos resultados asombrosos en la construcción no lo decimos nosotros, lo dice la historia. Este material ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales en todo tipo de proyectos por su resistencia, elasticidad, ligereza y atractivo estético. Además, es uno de los materiales de construcción más económicos, y, en la mayoría de ocasiones, no requiere de lijado.

En nuestro país no es un material convencional, ya que su uso está relegado a aquellas zonas donde el bambú adecuado crece en suficiente cantidad.

Sin embargo, podemos encontrarlo de manera habitual en países como México o, por supuesto, China.

materiales

Foto: construyehogar

Cáscara de arroz

Un grupo de estudiantes de secundaria en Uruguay consiguió contribuir a la erradicación de dos problemas clave de su ciudad: la contaminación por la quema de la cáscara de arroz, que causa problemas respiratorios a mucha gente, y la falta de recursos para construir viviendas.

Para ello, crearon hormigón ecológico a partir de la cáscara de arroz, añadiendo arena, cemento portland y algunos aditivos.

Así, consiguieron un material de construcción, resistente, además de ser un buen aislante térmico y de humedad. Este tipo de hormigón es ligero, por lo que se recomienda para la construcción de techos livianos o paneles prefabricados.

materiales

Cáscara de coco

¿Y si, además de construir con materiales sostenibles y reciclados, podemos crear espacios confortables, acogedores y visualmente muy atractivos? Este es el ejemplo de los azulejos con cáscara de coco.

Aunque es más común encontrar productos hechos con fibra de coco, los prefabricados con la cáscara del coco es mucho menos habitual.

Múltiples cuadrados se disponen en forma de moisaco, dando lugar a baldosas que pueden aplicarse a cocinas, baños, o cualquier habitación de la casa o aplicación que se requiera, ya que están disponibles en diferentes tamaños y disposiciones.

materiales

Foto: La habitación de Ana

Soja

La soja se ha empleado en diferentes aplicaciones para el sector de la construcción, demostrando su validez y polivalencia.

Por una parte, se ha utilizado como un sistema de aislamiento de espuma proyectada (comúnmente conocido como poliuretano ecológico), con fantásticos resultados.

Esta mezcla se consigue simplemente utilizando aceite de soja y plástico reciclado.

Además de funcionar como un fantástico aislante, el aceite de soja también es un componente importante en pinturas con base de aceite, cemento pigmentado no tóxico o sellantes de madera.

materiales

Lana

La lana, para decorar, ¿verdad? Pues ahora, además de alfombras, mantas, y diversos tejidos, también puede proporcionar un aislamiento térmico de gran resistencia.

Además de ser natural y reciclable, este material puede reducir el impacto ambiental generado por la edificación, como pueden ser el consumo de energía, las emisiones de efecto invernadero o la liberación de tóxicos al medio.

La lana se enlaza utilizando un 12% de adhesivo de poliéster que no supone riesgos para la salud.

materiales

Plástico

Apartándonos de los materiales totalmente orgánicos, quizá el plástico no desentonaría tanto en esta lista si no sirviera para producir un componente que a priori no se fabrica con esta materia: los ladrillos.

La marca Easybrick lanzó estos bloques de polipropileno que, además, se esamblan exactamente como los bloques de Lego que todos conocemos.

Su ventaja principal radica obviamente en su reducción de peso, 950 gramos por unidad. Teniendo en cuenta que un ladrillo común pesa entre 1,6 y 2,3 kilos aproximadamente, podemos hacernos una idea de la ventaja que supone que este material pese menos de la mitad, sobre todo a la hora de su montaje y desplazamiento.

Cada pieza mide 15x30x15 cm, y se une mediante unas pestañas pequeñas vinculan los mampuestos entre sí. Esto facilita sobre manera su montaje, ya que ahorra muchísimo tiempo, así como materiales adhesivos.

El diseño interno del bloque conforma una cámara de aire que contribuye a optimizar la aislación térmica, y también presentan propiedades impermeables, lo que garantiza una ausencia de humedad por capilaridad de cimientos.

materiales

Containers marítimos

Los containers marítimos son uno de los elementos clave en la construcción modular y prefabricada que utiliza elementos de reciclaje. Además, cada vez están mas de moda, ya que ofrecen ese aspecto entre industrial y un reflejo innegable de reciclaje a gran escala.

Es posible que su origen se remonte a los años 90, cuando se utilizaron como refugios de guerra. 

Sin embargo los containers cuentan con algunas características que los hacen muy atractivos, como puede ser la temporalidad, ya que resultan más sencillos de montar y desmontar que una construcción convencional, y los pueden convertir bien en viviendas temporales post-catástrofes, como en pruebas pilotos de proyectos comerciales

Además, gracias a la estandarización de sus medidas es posible edificar construcciones altas, son de fácil transporte y relativamente baratos.

A lo mejor ya los conocías, pero, ¿no siguen siendo impresionantes?

materiales

Foto: Vissa