Se van a llevar a cabo trabajos de rehabilitación para convertir el edificio situado en la Avenida Manoteras 23 de Madrid en oficinas sostenibles que contarán con las certificaciones LEED y WELL Gold.

El edificio de oficinas de la Avenida Manoteras cumplirá con unos máximos estándares de sostenibilidad y bienestar que le permitirá ser reconocido con las certificaciones LEED y WELL, en su nivel Gold. Muy pocos edificios de la capital española pueden presumir de haber recibido dichos certificados. 

manoteras

Fuente: B720

Será la empresa Sacyr Ingenieria e Infraestructuras la encargada de realizar los trabajos de rehabilitación y ampliación de las oficinas para Onix Capital Partners. Posteriormente, las certificaciones se adquirirán por parte de los técnicos y consultores de la empresa de Homu Welltech.

Además de los trabajos de rehabilitación también se procederá a una ampliación del suelo habitable, se pasará de 5.310m2 a 21.200m2 disponibles.

Certificaciones

Por un lado, la certificación LEED garantiza la utilización de materiales y de unas técnicas de construcción y acciones sostenibles. Por su parte, la certificación WELL valora las condiciones en el proceso de construcción del edifcio. Es decir, se garantizan unas condiciones de trabajo respetuosas con el medio ambiente y con las proximidades de la obra. Se controla la calidad del agua utilizada, del aire, el sonido emitido, la luz, etc.

Materiales y fachada

Con el objetivo de potenciar la economía local y reducir los costes económicos y medioambientales en el transporte de materiales se apostará por la utilización de materiales manufacturados en plantas locales. Un mínimo del 25% de estos materiales deberán incluir elementos reciclados según la planificación inicial.

La fachada del edifico de la Avenida Manoteras constará de dos zonas diferenciadas. En la parte superior se utilizará hormigón armado y en la parte inferior del vestíbulo el material seleccionado será el cristal. Los objetivos de la fachada son la reducción de residuos producidos por el edificio, un mayor confort térmico y una alta calidad del aire del interior de la estructura. Para el vestíbulo se utilizará un cristal doble con juntas de caucho de EPDM, esta combinación facilitará la entrada de luz natural del exterior pero también contribuirá a un control térmico eficiente evitando las pérdidas de aire.

Obtener una buena ventilación interior es una prioridad en la construcción de cualquier edificio sostenible en la actualidad. El cuidado a la hora de escoger los materiales, el polvo generado, la limpieza o una tecnología de ventilación eficiente juegan un papel importante en este ámbito. Durante los trabajos y en su finalización se realizarán controles de la calidad del aire para vigilar los niveles de contaminación.

Eficiencia energética y reducción de residuos

Según las predicciones preliminares de la rehabilitación, el objetivo es alcanzar una reducción del 40% del consumo energético de las oficinas. Tanto la orientación de la fachada del edifico, la cristalera aislante utilizada en el vestíbulo, la tecnología de monitorización y los sistemas de ventilación ayudarán a obtener dicho ahorro energético. Las técnicas y los elementos mencionados anteriormente también contribuirán a una reducción considerable de los gases de efecto invernadero.

Para reducir el consumo de agua se utilizarán elementos de fontanería y sanitarios eficientes, con una reducción objetivo del 30%. 

En relación a la gestión de los residuos causados por los trabajos de rehabilitación, se han establecido unas directrices de separación de los residuos para su reciclaje, reutilización o descomposición de forma eficiente y correcta. Todo esto además de un plan de control de erosión y sedimentación para evitar desprendimientos y pérdidas de suelo a causa de lluvias o viento.