El Real Decreto Ley sobre el autoconsumo eléctrico que el Gobierno del PP implementó en el año 2015, también conocido como ‘impuesto al Sol’, fue derrogado a finales del año pasado en beneficio de los autoconsumidores que apostaban por las energías renovables.

El conocido impuesto sobre la energía solar era una ley que ponía dificultades y desalentaba a los consumidores a  desarrollar o a invertir en energía solar fotovoltaica y del autoconsumo eléctrico en España. Además España está en una posición bastante alejada de cumplir con los objetivos que establece la Unión Europea.

La Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante su rueda de prensa en la cual comunicaba la derrogación de este Decreto Ley, manifestó que con esta nueva medida se busca reducir ‘el retraso de España en esta materia’. También apuntaba que España es un país con un gran potencial de energía solar debido al gran número de horas de Sol del que dispone, pues no podía ser que no se aprovechara esta oportunidad energética.

Autoconsumo compartido

Otro de los puntos con los que contaba el Decreto Ley de 2015, o ‘impuesto al Sol’, era que se prohibía el autoconsumo compartido, es decir, varios consumidores no podían estar conectados a la misma fuente de autoconsumo de energía renovable. En estos momentos ya es posible el autoconsumo compartido.

Menos trámites

El acceso a fuentes de energía solar fotovoltaica de autoconsumo va a ser mucho más sencillo gracias a que se han simplificado de una forma considerable los trámites administrativos a realizar. Sólo las grandes instalaciones que introduzcan electricidad a la red deberán pedir permiso a las compañías de electricidad, las pequeñas instalaciones o domésticas no deberán hacerlo.

Sin peajes, sin ‘impuesto al Sol’

Por otra parte se elimina el conocido ‘impuesto al Sol’ o peaje que debían pagar los consumidores de energía solar. El cargo que se le establecía al autoconsumidor por la energía que él mismo generaba y consumía en su propia instalación ya es parte del pasado.   Se prohíbe cualquier tipo de impuesto sobre toda energía renovable que vaya ser autoconsumida.

Sanciones razonables

Las desproporcionadas multas valoradas en millones de euros que se ponían a autonsumidores se verán reducidas, las nuevas sanciones podrán llegar como máximo del 10% de la factura anual del consumidor.

Nuevas oportunidades

Esta nueva ley abre muchas puertas a los consumidores y generadores de energía solar. Si más no, el desarrollo de esta práctica de autoconsumo energético garantiza el acceso a unas alternativas más ecológicas, limpias y baratas. La nueva medida reduce la dependencia de las eléctricas y ayudará a reducir la cantidad de gases de efecto invernadero que son emitidos.

El Ejecutivo lo ve también cómo una oportunidad de generar nuevo empleo relacionado con las energías renovables y apostando por una transición energética en el país.

impuesto al sol