El proyecto impulsado por la ciudad alemana de Berlín pretende dar un paso más allá en el concepto de inteligencia artificial aplicada a un edificio. Cube Berlín tiene la intención de ser un edifico referente en el sector de la domótica.

Arquitectura

A primera vista el Cube Berlín es un edifico que destaca por su estructura exterior. Su fachada se caracteriza por sus formas geométricas triangulares definidas en su totalidad por vidrio transparente. La función del edifico se basará en crear un espacio de oficinas en el centro de la capital de Alemania. Se compondrá por 10 plantas y una superficie útil de 17.000 metros cuadrados, estará dotado de una terraza en su cubierta superior en la cual se podrá disfrutar de una vistas de toda la ciudad. 

Cube Berlín

La fachada del edificio consta de una gran eficiencia energética. El vidrio exterior que envuelve el edificio se caracteriza por su doble piel con la cual se puede garantizar un mayor control energético. El recubrimiento de vidrio está dotado de unas aberturas articuladas que proporcionan paso a las terrazas de cada uno de los pisos del edificio

La doble capa de cristal permite la entrada de luz solar natural del exterior pero al mismo tiempo proporciona una gran protección contra los rayos y es capaz de controlar el exceso de energía calorífica y el paso de ventilación exterior. Dispone de un sistema de administración de energía que transfiere y aprovecha excesos de calor en algunas partes del edificio hacia otras con una menor energía calorífica.

Inteligencia artificial

Cube Berlin se presenta como uno de los edificios más inteligentes de Europa. Su sistema es capaz de identificar a los inquilinos y conocer sus necesidades en todo momento, por otro lado, puede gestionar de una forma super eficiente todo el gasto energético del edificio.

Cube Berlín

Esto es gracias a su sistema central inteligente, un sistema informático que es capaz de procesar y dar respuesta a toda la información que recibe de parte de la gran cantidad de sensores de los que está dotado el edificio. No solo se limita a procesar y dar respuesta, sino que intenta imitar el pensamiento de un humano analizando el comportamiento de cada uno de sus inquilinos para ofrecerle la solución a sus necesidades.

El sistema se desarrolló en la Universidad Técnica RWTH Aachen, ya que era necesario implementarlo en un edifico real, mientras este aun no había comenzado su construcción, para conocer sus debilidades y fortalezas y poder ofrecer solución a los posibles problemas que podían aparecer.

De todos los sistemas que incorpora el Cube Berlín alemán destacan:

  • Enlighted. Un sistema de control del número de inquilinos en el edificio. Es capaz de contabilizar el número de personas que hay en él en todo momento. Es de gran ayuda en situaciones de emergencia para poder proceder a una evacuación de mayor eficiencia. También es capaz de detectar el calor, lo que le permite conocer las salas del edificio que están más cargadas de calor para poder distribuir a las personas y de este modo aumentar el ahorro energético.
  • iBeacons. Es un sistema que sustituye y elimina cualquier tipo de llave del pasado. Con este sistema las personas serán capaces de abrir cualquier tipo de puerta, barrera, etc. del edificio con tan solo su teléfono móvil. El proyecto tiene la idea de darle una gran importancia al smartphone y dotarle de grandes utilidades. Desde utilizarlo como llave para abrir puertas, como para reservar salas, controlar la domótica y otros muchos usos.

Se prevé que la finalización del edificio se produzca a mediados del actual año 2019. El proyecto fue diseñado por el estudio de arquitectos 3XNCopenhague y su desarrollo lo está llevando a cabo CA Immo.