Dodge Data & Analytics, la primera plataforma colaborativa para el mercado inteligente en la industria de la construcción, ha publicado el informe de Tendencias Globales de Construcción Sostenible 2018.

Se trata de un estudio donde se analiza el nivel de actividad en sostenibilidad, el impacto de las prácticas de construcción sostenible en los modelos de negocios, los factores más determinantes en la estimulación del crecimiento del mercado y los retos que pueden impedirlo.

Construir un edificio sostenible supone un ahorro del 8% en los costos operativos en el primer año y un aumento en la valorización de los activos inmobiliarios del 7%.

El mayor impacto mencionado es la mejora de la salud y el bienestar de los ocupantes de los edificios. El 77% de los encuestados enumera la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero como una razón importante para que su organización participe en la construcción sostenible.

Muestreo del informe

El informe está basado en una encuesta a nivel internacional a más de 2.000 participantes de la industria, situados en 86 países. Entre la muestra se incluyen arquitectos, ingenieros, contratistas, propietarios, consultores o especialistas, e inversionistas.

Un total de 45 Consejos de Construcción Sostenible (GBCs) participaron de la encuesta, destacando 19 países en particular. El informe indica un aumento en el porcentaje de encuestados de la industria que esperan hacer más del 60% de sus proyectos sostenibles, pasando del 27% en 2018 a casi el doble (47%) en 2021.

Resultados del informe

Los resultados del informe subrayan un crecimiento en todo el mundo de la construcción sostenible en los últimos diez años, y la demanda presenta una tendencia de crecimiento para los próximos 3 años, debido al crecimiento de los modelos de productos y prácticas más sostenibles en la industria de la construcción en los últimos años.

Uno de los datos más significativos del estudio muestra que el 47% de los proyectos de construcción en 2021 serán sostenibles.

La investigación descubrió que los sistemas de certificación se están utilizando para crear edificios con mejor rendimiento, lo que brinda ventajas competitivas y de mercado, si bien en los proyectos no certificados ha habido un crecimiento aún mayor.

Además de los beneficios económicos, el impacto social también es importante y está aumentando, ya que todos los encuestados lo marcan como una de las principales razones para construir de manera sostenible.

La regulación está impulsando la construcción de edificios sostenibles en el sur y sudeste de Asia, Medio Oriente y África del Norte. Para Australia, América del Norte y Europa occidental la demanda es un factor clave. La regulación ambiental es el factor más fuerte en el Reino Unido e Irlanda. Para Estados Unidos, Canadá y México, el argumento más seleccionado en temas ambientales para promover la construcción de edificaciones sostenibles es la reducción del consumo de energía. En Australia y Nueva Zelanda, el principal sector será en las edificaciones comerciales.

Colaboradores

El Consejo Mundial de Construcción Sostenible (WorldGBC) participó como socio principal de la investigación en el estudio producido por Dodge Data & Analytics, en asociación con United Technologies, y con el principal apoyo del Instituto Americano de Arquitectos (AIA) y Autodesk, incluyendo el apoyo adicional del US Green Building Council (USGBC).