Lalín es una de las ciudades que ha comenzar a dar pasos de gigante en cuanto a los protocolos para convertirse en una smart city.

Con poco más de 20.000 habitantes, su ayuntamiento ha elaborado un plan de acción con el objetivo de convertirse en una smart city. Esta estrategia contempla la implementación de redes wifi abiertas, sistemas de soporte de estacionamiento y pantallas de información, entre otras actuaciones.

Para ello cuenta con un presupuesto aproximado de 200.000 euros de los 960.000 euros de la estrategia DUSI “Lalín Suma” cofinanciada con Fondos Feder en un 80%.

El lanzamiento del plan smart city significa una inversión muy importante con un gran impacto en la modernización tecnológica de la ciudad de Lalín y sus servicios.

Las mejoras del plan de acción

El plan cuenta con diferentes medidas a implementar para convertir Lalín en una smart city. Algunas de estas acciones son:

  • Proporcionar redes wifi abiertas a los ciudadanos en los edificios municipales: Hasta ahora, este servicio se ofrece en algunas instalaciones públicas, sin embargo, la conexión que proporcionan son muy limitadas. Por tanto, uno de los objetivos es mejorar las conexiones, haciéndolas más abiertas y accesible. El consejo, la biblioteca municipal, el Lalín Arena y el auditorio estarán equipados básicamente con conexión. Este proyecto también ha llevado a una mejora en la seguridad en el sistema de conexión inalámbrica que será muy potente y funcionará bajo el sistema de “firewall”, que garantizará la seguridad de todas las redes del Ayuntamiento de Lalín.

 

  • La implementación de una plataforma de control de ciudad, que permitirá realizar un seguimiento de todos los elementos tecnológicos y electrónicos que están disponibles en la vía pública por el Ayuntamiento de Lalín.

 

  • Un sistema de información y asistencia al estacionamiento en las principales áreas de estacionamiento público: este sistema permitirá el control de entrada y salida de vehículos, diseñando datos temporales y de uso. Con el objetivo de informar a los ciudadanos y facilitar su uso.

 

  • Un sistema de pantallas de información y control en diferentes puntos geográficos del casco urbano (ambulatorio, Plaza de la Iglesia, ayuntamiento, etc.) y barrios, que brindarán información de interés y asistencia para el tráfico y el estacionamiento.