El Ayuntamiento de Madrid se propone conseguir la autosuficiencia energética de sus edificios municipales para el año 2030, así como reducir a la mitad el consumo de energía en su “Hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética”.

Dicha “Hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética” marca las pautas a seguir para conseguir esta autosuficiencia, logrando un suministro de energía 100% renovable y autosuficiente, y alcanzar emisiones cero en sus edificios, en línea con el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático.

Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Jorge García Castaño, delegado de Economía y Hacienda, y Sergio de Otto,vicepresidente de la Fundación Renovables, expusieron las pautas del documento, que fue elaborado con la colaboración de la Fundación Renovables y presentado el pasado 2 de julio en el Palacio de Cibeles.

Además de la autosuficiencia, también se contempla la variable de la eficiencia energética que supondría reducir en un 50% el consumo de energía con mejores prácticas que limiten la demanda y la sustitución progresiva de combustibles fósiles.

Los costes

Para completar su propósito en 2030, el Ayuntamiento de Madrid debería realizar una inversión en los escenarios de eficiencia y autosuficiencia de entre 23 millones de euros al año de mínimo y los 38 millones de euros máximo.

Actualmente, los costes anuales de la factura energética de las instalaciones y edificios municipales son de 33 millones de euros, muy cerca de las necesidades de inversión.

Se demuestra así la oportunidad económica que supone el avance en autosuficiencia a largo plazo, a la vez que se hace una apuesta sostenible y responsable con el medio ambiente y la ciudadanía.

El aprovechamiento del potencial de la producción de energía eléctrica fotovoltaica en las azoteas de los edificios municipales es uno de los factores por los que apuesta el plan.

En concreto se han contabilizado más de 1,2 millones de metros cuadrados de azoteas en los 900 edificios municipales evaluados, de los que 735.000 serían aprovechables para instalar sistemas de autoconsumo fotovoltaico, con una potencia instalada de 75 MWp y consiguiendo una cobertura del 61% de la demanda de electricidad prevista en 2030, que supondrían un coste hasta 2030 de 96,5 millones de euros.

Para alcanzar el 100% de la demanda se debería instalar sistemas fotovoltaicos en espacios públicos, aparcamientos disuasorios y terrenos municipales y el coste total hasta 2030 implica invertir 140 millones de euros.

autosuficiencia