BigMat, el grupo de distribución especialista en productos y soluciones de construcción y bricolaje para profesionales y particulares, ha cerrado su facturación del ejercicio 2017 con 602 millones de euros, lo que supone un 32% más que en el ejercicio anterior.

La compañía ha celebrado una jornada con más de doscientos asistentes, que forman parte de la comunidad de socios del grupo y en la que han podido conocer todos los proyectos del grupo, así como las principales tendencias del sector en aspectos como política comercial, marketing y marca, logística, sistemas de gestión y pago o canales digitales, aspectos todos ellos donde BigMat ocupa con frecuencia posiciones de innovación.

La jornada, inaugurada por el director general de BigMat, Jesús Prieto, comenzó con un repaso a las novedades introducidas por los operadores del sector en Europa y la situación de éste en España. Prieto, que felicitó a los socios por la concesión del premio nacional Titanes de las Finanzas en abierta competencia con líderes multinacionales en algunas de las líneas de negocio del grupo, señaló que su “fuerza competitiva y lo que nos diferencia de nuestros competidores es la calidad del servicio en aspectos como la instalación y el asesoramiento”, anticipando que BigMat tiene como objetivo, entre otros, “empezar a solucionar los problemas de los clientes profesionales y también de los particulares, facilitándoles asesoramiento y formación”.

Por su parte,  Francisco Moreno, presidente de BigMat, clausuró la jornada subrayando que el grupo “acaba de finalizar en 2017 el ejercicio del vigésimo aniversario con buena salud” y “repleto de proyectos internos y externos que reforzarán las herramientas puesta a disposición de los socios y mejorarán la posición competitiva de sus negocios”.

Bigmat cuenta con cerca de 400 socios y 500 puntos de venta, entre establecimientos propios y adheridos (342 BigMat; 35 MasObra y 125 más de Divendi).

Foto: Expansión