Más allá de las todavía misteriosas pirámides egipcias, el país africano tiene entre sus construcciones más representativas a nivel nacional e internacional, el legado del arquitecto Hassan Fathy, conocido como “el arquitecto de los pobres”. 

Fathy es conocido por diseñar más de 160 proyectos independientes para ayudar a los más desfavorecidos de Egipto. Y es que sus construcciones van desde modestas viviendas hasta comunidades enteras y edificios públicos como lo son hospitales, mercados, escuelas o parques de bomberos, entre otros.

Hassan Fathy

Casas para los desfavorecidos

Pero no fue solo su pretensión de ayuda social lo que lo convirtió en uno de los arquitectos más importantes del país, sino también su forma de fusionar métodos y materiales tradicionales con técnicas de construcción modernas. Llegó incluso a incorporar por primera vez en el país unos ladrillos más densos que favorecía la vida en un lugar en el que el calor puede llegar a ser una pesadilla.

Construcción de Hassan Fathy en Egipto

Además, sus proyectos estaban marcados por un fuerte análisis de la economía de las zonas más rurales e incluso ayudó a los habitantes a aprender a producir sus propios materiales y construir sus viviendas

Uno de sus trabajos más ambiciosos fue el de Nueva Gourna en Luxor, en el que diseñó una villa hecha de barro que dejó a medio mundo anonadado. Construyó en cierta manera “las casas del futuro de África”, y por ello fue galardonado en 1980 con el Premio Nobel Alternativo en Arquitectura y Urbanística.

Proyecto Nueva Gourna
Compartir